Hoy viernes 24 de octubre de 2014
Inicio  |  Contacto  |  Enviar por mail  |  Suscribite  |  Imprimir
  M E N Ú  
 Institución Distinguida por el:
● Ministerio de Relaciones Exteriores de Japón
● Honorable Senado de la Nación Argentina

El Centro Nikkei Argentino nace de la necesidad de los nikkei argentinos por canalizar inquietudes a través de la realidad nacional y continental, manteniendo los lazos tradicionales, asimilando lo bueno de las enseñanzas de nuestros mayores e integrándolo en el contexto cultural del país a favor de la prosperidad de nuestra Patria...

CURSOS ANUALES 2008:

Idioma  ● Manga  ● Ikebana  ● Sumie  ● Origami
Idioma Español  ● Shodo  ● Paisajismo y Jardinaría
Tango  ● Liderazgo Nikkei

................................................................................
  BULNES 841 Cdad. de Bs. As., Argentina (1176)
  Tel.
(5411) 4862-7774
  Mail:
info@centronikkei.org.ar
................................................................................
nikkei = japonés en el exterior y sus descendientes

Datos útiles, mitos y costumbres

 




Presentamos los temas de “usos y costumbres”  tratados en el programa “Japón Hoy”
:



12/10/2011 – Día de la Madre

Día de la Madre en Japón


Día de la Madre (Haha no Hi)


En Japón el “Día de la Madre” se celebra el segundo domingo de Mayo.

Este día es costumbre en regalar claveles rojos a las madres, como expresión de gratitud. En los últimos tiempos también han ganado en popularidad otros colores, como el rosa y el amarillo.


En estos días suben los precios de manera increíble alcanzando, incluso, los 3.000 yenes (unos 37 dólares) por ramo.
Varios días antes de esta celebración, es común ver que todas las tiendas se llenan de anuncios que le recuerdan a la gente que se acerca el “Haha no hi”, y se ofrecen infinidad de posibles regalos para ellas (pañuelos, bolsas, bufandas, carteras, etc.).

Las familias acostumbran en este día ir de paseo a parques o plazas y es común que los hijos cocinen algo de comida casera para agradar a sus progenitoras.

Según el pensar japonés, es una ocasión para que los niños (sobre todo aquellos entre 6 y 14 años) puedan agradecer a sus madres el haberles dado la vida; incluso existen concursos de dibujo para que hagan retratos de ellas y expresarles así sus sentimientos.




05/10/2011 –
Sumie

Shodo, el arte de la caligrafia japonesa


Sumi-e: “sentimientos a través del pincel”

El Sumi-e es una técnica de pintura japonesa. "Sumi" es el nombre de la tinta negra sólida en barra, que se emplea para pintar, obtenida del hollín amalgamado con resinas y colas. "E" significa dibujo, pintura en japonés.
Y la ejecución de los trazos es una impresión natural y espontànea de la emoción que percibe el "Sujeto", del "Objeto" a pintar.
No se trata de representar ni copiar el objeto, sino de presentar una variedad de ideas y sentimientos a través de la modulación del pincel (movimiento, presión y posición). Existen varios estilos y modelos que determinan la manera a pintar.




16/04/2011 – Terremoto y tsunami en Japón

Los japoneses, pacientes y perseverantes ante la adversidad


  El pasado viernes 11 de marzo un terremoto de 9 grados en la escala de richter se produjo a las 14.46 hora local con epicentro en el océano pacífico, a 130 km. de la costa de la prefectura de Miyagi. Esto generó un gran tsunami con olas de hasta diez metros que arrasó con casas, autos, personas y calles enteras. Millones de hogares japoneses quedaron sin electricidad y agua potable.
Y fue el comienzo de una crisis nuclear con la amenaza de contaminación radiactiva producto del mal funcionamiento de las centrales atómicas de Fukushima.
Sin dudas, Japón sufrió el terremoto más feroz de su historia, causando la muerte de miles de personas y cuantiosos daños materiales.
En estos momentos de dramatismo e incertidumbre, los japoneses viven esta situación con una mezcla de resignación, calma y tenacidad. No se ven manifestaciones de indignación o frustración pública que suelen producirse en otros países ante hechos similares.
Muchos sobrevivientes de la catástrofe están tratando con la mayor calma posible de ayudarse y ayudar a otros. Mientras buscan a sus seres queridos desaparecidos, limpian las calles y aguardan pacientemente la entrega de agua o el despacho de gasolina sin ni una sola queja.
Muchos hogares están sin electricidad, con agua intermitente y escasa comida, muchos son los japoneses que se han quedado sin sus hogares y han perdido a sus seres queridos, aún así, los ciudadanos no están enojados con el gobierno, porque comprenden que las autoridades tienen otras prioridades.
En medio del caos, los periodistas extranjeros se sorprenden ante la conducta tranquila, paciente, sin indignación de los japoneses, y con la ausencia de los típicos saqueos que caracterizan desastres similares en otros lugares del planeta.

Japón es una nación de 127 millones de habitantes con numerosos antecedentes de catástrofes, que van desde un terrible terremoto en 1923 con 142.800 personas fallecidas en la región de Tokio, hasta las duras consecuencias que generaron las bombas atómicas arrojadas sobre Hiroshima y Nagasaki.
Históricamente, ante estos y otros sucesos, los japoneses han reconstruido su país con calma y tenacidad. Nuevamente el espíritu nacional vuelve a ser puesto a prueba luego que el Primer Ministro Naoto Kan haya definido la situación como la “crisis más grave que enfrentamos en los últimos 65 años, después del fin de la Segunda Guerra Mundial”.
Una conjunción de factores pueden explicar la actitud de los japoneses ante catástrofes como les toca vivir hoy: el saber convivir permanentemente con movimientos sísmicos, una población bien instruída e informada, una infraestructura bien preparada y las distintas medidas del estado para prevenir desastres.
Pero dos tradicionales frases japonesas bien marcadas en el espíritu nipon describan mejor la actitud de los japoneses: “Shikata ga nai” que significa “no hay más remedio, no puede hacerse nada” y la otra: “gaman”, considerada una virtud: “ser paciente y perseverante ante la adversidad”, como siempre lo ha sido el pueblo japonés para recobrarse del desastre en tantos momentos complicados de su rica historia.


Ricardo G. Hokama.



09/03/2011 – Shodo

Shodo, el arte de la caligrafia japonesa


  El Shodō ("el camino de la escritura") es la caligrafía japonesa.
Se considera un arte y una disciplina muy difícil de perfeccionar y se enseña como una materia más a los niños japoneses durante su educación primaria.
Proviene de la
caligrafía China, y se practica a la usanza milenaria, con un pincel, un tintero donde se prepara la tinta china, pisapapeles y un pliego de papel de arroz. Actualmente también es posible usar un fudepen, pincel portátil con depósito de tinta.
El shodō practica la escritura de caracteres japoneses
hiragana y katakana, así como caracteres kanji derivados de la escritura china. Actualmente existen calígrafos maestros en este arte que son contratados para la redacción de documentos importantes.
Además de requerir una gran precisión y gracia por parte del calígrafo, cada carácter kanji debe ser escrito según un orden de trazo específico, lo que aumenta la disciplina requerida a quienes practican este arte.




14/04/2010 – Los Samurais

Los Samurais


  La palabra samurai generalmente es utilizada para designar una gran variedad de guerreros del antiguo Japón, si bien su verdadero significado es el de una élite militar que gobernó el país durante cientos de años.

El origen del samurái se data en el siglo X y se fortaleció al concluir las Guerras Genpei a finales del siglo XII, cuando fue instituido un gobierno militar bajo la figura del shōgun, por el cual el Emperador de Japón quedó a su sombra como un mero espectador de la situación política del país. Su momento cumbre tuvo lugar durante el período Sengoku, una época de gran inestabilidad y continuas luchas de poder entre los distintos clanes existentes, por lo que esta etapa de la historia de Japón es referida como «período de los estados en guerra». El liderazgo militar del país continuaría a manos de esta élite hasta la institución del shogunato Tokugawa en el siglo XVII por parte de un poderoso terrateniente samurái (conocidos como daimyō) llamado Tokugawa Ieyasu, quien paradójicamente, al convertirse en la máxima autoridad al ser nombrado como shōgun, luchó por reducir los privilegios y estatus social de la clase guerrera, proceso que finalmente culminó con su desaparición cuando el emperador retomó su papel de gobernante durante la Restauración Meiji en el siglo XIX.

Históricamente la imagen de un samurái estuvo más relacionada con la de un arquero a caballo que con la de un espadachín, y no fue sino hasta que reinó una relativa paz cuando la espada adquirió la importancia con la que la relacionamos en nuestros días. En la sociedad actual, la fantasía y la realidad de los samuráis se ha entremezclado e idealizado y sus historias han servido de base tanto de novelas, como de películas y tiras cómicas.

Etimologia
Aunque no existe certeza del origen exacto de la palabra "samurai" , la mayoría de los historiadores concuerdan en que tiene su origen en una variación del verbo, en japonés antiguo, saburau que significa «servir», por lo que el término derivado saburai se convierte en «aquellos que sirven».

El primer registro que se ha encontrado de la palabra samurái data del siglo VIII y no era aplicado con un carácter marcial, sino que se utilizaba para referirse a los sirvientes domésticos encargados de atender a los ancianos.  La palabra finalmente derivó a un aspecto militar y su significado como lo conocemos hoy en día surgió con los gunkimono, una serie de historias de guerra del siglo XII gracias a las cuales se ha podido estudiar el comportamiento, metodología y apariencia de la élite militar.

Los términos bushi  y samurai  han sido utilizados como sinónimos, pero la diferencia radica en que la palabra bushi significa sencillamente «guerrero» sin importar la posición o jerarquía, mientras que la palabra samurái se refiere a los miembros de una élite militar.




23/12/09 – Las Fiestas de Fin de Año en Japón

Celebración japonesa en las Fiestas de Fin de Año


“Bonenkai”  (Fiesta de fin de año).

Todas las empresas e incluso los particulares, a mediados de diciembre se dan prisa por terminar todo aquello que tuvieran pendiente de hacer, ya que hay que recibir el año en las mejores condiciones posibles, es decir con todo acabado y el ánimo dispuesto para empezar nuevos negocios o asuntos.

 

Este tipo de fiestas consisten en una cena con todos los compañeros de trabajo, los compañeros de clase y profesores-tutores, el grupo de amigos habitual, etc... etc... Sirven también para agradecer al jefe de la empresa o al profesor de turno su esfuerzo y su ayuda para que las cosas funcionen bien, haciéndole además un pequeño regalo u "oseibo".

 

En estas fiestas los jefes piden a sus empleados que sean "breiko" (más abiertos) que se olviden del lenguaje formal obligatorio y se traten todos de igual a igual. Aunque parezca una tontería es una de las cosas más importantes que ocurren en estas cenas, puesto que permite cierto relax a los empleados no importa el rango que tengan.

 

Los lugares más habituales para llevar a cabo un “bônenkai” son los "izakaya", no llega a ser un restaurante, puesto que la cena no consiste en platos individuales, sino que se sirven bebidas acompañadas de pequeños platos para picar (algo así como un "tapeo" con el jefe").

Es normal que una empresa se ocupe de reservar un pequeño privado en los izakaya para sus empleados y asegurarse de que habrá sitio, porque en esas fechas está todo lleno de grupos con sus respectivos bônenkai.

Otra de las consecuencias de estas fiestas es la proliferación de ebrios por las calles de Japón durante esos días. Mucha gente asiste a más de una cena de este estilo, y como la única forma de "relajar las costumbres" es terminar ebrio, el consumo de sake y cerveza se dispara.

No es de extrañar ver por la mañana de oficina a un empleado recibiendo órdenes de su jefe, y por la noche verlos borrachos, sin corbata y abrazados dando tumbos caminando por la estación de subte. Es para no perdérselo......

 

“Shinenkai” (despedida del año)

Existe la fiesta contraria a la de "despedida del año" y es la de "recibimiento del año" “shinenkai”, pero es menos famosa y la gente suele celebrarla menos, normalmente tiene lugar en el mes de enero, consiste en lo mismo.

 

 

COSTUMBRES JAPONESAS


En Japón las fiestas de fin de año duran nada menos que 15 dias, en los que escuchan 108 campanadas equivalentes a los valores negativos que acarreamos los humanos y que con las campanadas se olvidan.

 

Los japoneses tambien suelen mirar la television especialmente los especiales de fin de año que son programas de canciones donde suelen aparecer los cantantes japoneses mas populares a estas citas no suelen faltar grupos como “SMAP”, o cantantes como Koda Kumi o Ayumi Hamasaki.

 

Los japoneses suelen hacer la cuenta atrás al estilo de otros países. Y una vez llegado el año nuevo suelen visitar los templos cercanos esa misma madrugada. También hay una costumbre que es esperar hasta ver el amanecer.

 

La festividad dura hasta el 3 de Enero y durante esos días son pocos los comercios abiertos y la gente no suele trabajar. Esos días se pasan en familia y se sigue con las visitas a los templos donde se aprovecha para hacer un peregrinaje a los templos más importantes.

 

El año nuevo es en Japón el equivalente a nuestra navidad y la fiesta más importante en Japón.

El año nuevo es una celebración familiar. Las casas se decoran con ornamentos de pino, bambú y flores de ciruelo, y es costumbre que unos días antes de que llegue el año la familia se reúna para hacer la limpieza en la casa, se tiran las cosas viejas y se cambia el papel de los paneles japoneses. Es una forma de prepararse para la llegada al nuevo año.

 

También es muy típico enviar y recibir felicitaciones de año nuevo. Suelen ser del mismo tipo que los christmas navideños. Los japoneses las envían de forma masiva a sus familiares, amigos y compañeros de trabajo, para ellos es algo muy importante debido a la importancia de la festividad.

 

 

ADORNOS

 

“Kadomatsu”:

Se trata de un adorno hecho, normalmente, de bambú y pino y se usa únicamente en estas fechas para decorar la entrada o la puerta de casa.

Por supuesto, tiene su historia, antiguamente se creía que Dios estaba en la copa de los árboles, así que se creó este adorno para darle una buena bienvenida.

También tiene su ritual particular, se dice que no deberías adornar tu casa con él el día 29, que se pronuncia ‘Nijuku’ y también significa ‘doble sufrimiento’. El 31 del mismo mes, diciembre, tampoco sería un buen día para colocarlo, ya que se supone que sólo vas a cuidar de él un sólo día. ¿Entonces cuándo?... Según los japoneses lo ideal sería colocarlo antes del 28 o el día 30.

El Kadomatsu puede costar de 12.000 a 50.000 Yenes.

 

 

“Kagamimochi”:

Se trata de otro adorno, en esta ocasión está hecho con masa de arroz (mochigome), aunque no tiene sabor.

El día en el que se come este adorno es el 11 de Enero (kagami biraki), se supone que haciéndolo podrás recibir la gracia de Dios, sin embargo el día varía mucho dependiendo de la región en la que se encuentre.

 

Puede tener un significado u otro dependiendo de los objetos que encontremos en el adorno:

 

- La mandarina: Prosperidad en tu familia.

- Brocheta de kaki: Tener buen humor, siempre con una sonrisa.

- Algas: Poder tener hijos, deseo de longevidad.

- Gamba, langostino: deseo de longevidad, ‘hasta doblarse la cadera como la gamba’.

- Helecho: aunque una hoja se marchite, siempre sale otra hoja nueva, por eso adornan esta hoja deseando la prosperidad y se adorna el reverso hacia arriba (la parte medio blanca) deseando no tener cara y revés, anverso y reverso, delantera y trasera, cara y cruz.

- Papel rojo cuadrado: para que no ocurran desastres, desgracias y se suele adornar con galletitas también, para no sufrir por intoxicación de la comida.

 

 

GASTRONOMÍA DE LAS FIESTAS :

 

La comida más importante dentro de las celebraciones de fin de año la realizan el día 15 de enero.

 

En la noche de fin de año la familia come unida y se come Soba, un tipo de sopa de fideo tradicional de Japón .

La soba simboliza la longevidad en esta cena para despedir el año que acaba. Y por lo general a continuación se dirigen hacia el templo budista a pedir buena suerte para el año que empieza.

Después beben "sake" mientras visitan a los amigos para concentrarse en otra comida especial de año nuevo.

 

Osechi ryori:

El Osechi Ryori se trata de una comida especial de fin de año que se suele preparar unos días antes, para no tener que cocinar.

 

Existen diferentes tipos de recetas y de formas de sazonarlas, un ejemplo;

- Tazukuri: está hecho de sardinas pequeñas, sazonado con salsa de soja, azúcar, se come deseando poder tener buenas cosechas en el año próximo.

- Kazunoko: es de huevo de arenque y se sazona con salsa de soja, azúcar, licor japonés, alga marina y se deja un día entero para que penetre el sabor, se come pidiendo poder tener muchos hijos.

- Kuromame: frijol negro, se sazona dulce, en Japón los frijoles generalmente se comen dulces, se cree que el color negro espanta el diablo y es por eso que se suele comer con deseo de espantarlos.

- Datemaki: se prepara con una masa hecha de pez de color blanco mezclado con clara de huevo, que la venden en el supermercado, y se le agrega huevo, azúcar y salsa, después de cocinar se enrolla, es dulce como si fuera un postre.

- Kurikinton: es dulce, se prepara con patata dulce y castaña.

 

Todo esto se coloca en un Ojubako, una caja de madera, con varios pisos, donde se ponen comida, como la de, Obento.






11/11/09 – Educación en Japón

Educación en Japón


Se dan cinco etapas en el sistema educactivo de Japón:

1. Jardín de infantes (3 a 6 años de edad)
2. Escuela elemental (6 a 12 años de edad)
3. Bachillerato, primera mitad (12 a 15 años de edad)
4. Bachillerato, segunda mitad (de15 a 18 años de edad)
5. Instituto o Universidad

Todos los japoneses (ambos sexos) deben asistir a la escuela desde la edad de seis años hasta los quince.
Muchos comienzan antes de dicha edad, yendo al jardín de infantes a la edad de tres o cuatro años.
Casi todos los jóvenes permanecen en la escuela hasta los 18 años de edad , y después alrededor de un tercio de ellos siguen la educación superior.

Algunos estudiantes japoneses no van al bachillerato de segunda mitad más cercano a sus casas.
La gente cree que unas escuelas y universidades son mucho mejores que otras. Piensan que un buen bachillerato abre el camino a una buena universidad, y que ésta facilita un buen empleo. Esto hace que varios alumnos se hagan entre sí fuerte competencia.
Todas las escuelas eligen a sus alumnos de acuerdo con los resultados de los exámenes de admisión. Cada escuela realiza su propio examen. Los exámenes de la mayoría de las escuelas reconocidas son muy difíciles.
Muchos estudiantes van a escuelas privadas especiales (juku) por la noche y en fin de semana con el objetivo de prepararse para estos exámenes.


Vida Escolar
El año escolar vá de abril a marzo.
Las vacaciones de verano duran unas seis semanas.
Además de los feriados nacionales, las escuelas cierran dos semanas por Año Nuevo y otras dos como descanso de primavera al final de un año lectivo y comienzo del siguiente.
La  semana escolar empieza el lunes y termina, en la mayorías de las escuelas, hacia el mediodía del sábado. El día escolar suele durar de 8.30 AM a 3 PM, aunque muchos estudiantes se quedan hasta las 5 o 6 de la tarde para participar en deportes u otras actividades.

En las escuelas primarias puede haber hasta 40 estudiantes en cada clase.
Algunas escuelas hacen a los niños ponerse gorras coloreadas para que los maestros los puedan seguir mejor. Esto ayuda también a prevenir accidentes de tráfico.

Asimismo, la mayoría de los bachilleratos exigen a sus alumnos ponerse uniformes, y las reglas del vestido son estrictas. Los uniformes de los hombres han sido, por lo general, negros con botones de cobre amarillos y cuellos levantados; los de las mujeres, azules marinos con faldas plinsadas.
Igualmente, en la actualidad, muchas escuelas ya están cambiando los estilos de sus uniformes para hacerlos más atractivos y cómodos.

Estudiantes y profesores tienen la responsabilidad de mantener limpias y en orden sus escuelas. Cada día se reserva un período de tiempo para esta tarea. Cada clase se divide en grupos que se turnan para asear las aulas, pasillos, excusados y otras áreas usadas por toda la clase. Algunas escuelas tienen también jardines que los alumnos plantan y cuidan.



04/11/09 –
Día de la Cultura en Japón

Día de la Cultura en Japón


Los japoneses muestran su amor por la libertad y la paz, y participa en actividades culturales. En este día hay muchos eventos culturales. También en este día se reconoce a todos los que contribuyeron al progreso de la cultura nacional. El más talentoso recibe la medalla de la cultura, de las manos del emperador en una ceremonia oficial.

 

Origenes
Antiguamente en este día era el cumpleaños del emperador Meiji, en donde la gente le expresaba su agradecimiento. Desde 1946, el 3 de noviembre fue renombrado como el "día de la cultura" (Bunka no hi).



22/07/09 – Festivales del Japón

Festival de Bon


Es una fiesta budista que se celebra a mediados del mes de agosto.
Se dice que los espíritus de los antepasados regresan a casa estos días, por lo tanto la gente enciende hogueras de bienvenidas en sus puertas para guiar el regreso de los espíritus, colocan faroles en el interior, limpian los altares domésticos, realizan diversas ofrendas con alimentos y piden por el reposo de los espíritus de sus antepasados.

Al final de la fiesta, la gente enciende de nuevo hogueras a la puerta de sus casas para despedir a los espíritus de sus antepasados y arrojan ofrendas al mar y a la corriente de los ríos.




01/07/09 –
Festivales del Japón

Festival de Tanabata


Origen

Esta fiesta mezcla las creencias japonesas con una leyenda china sobre dos estrellas situadas en lugares opuestos de la Vía lactea: Altair, la estrella de los vaqueros, y Vega, la estrella de las tejedoras, que se encuentran una sola vez al año el 7 de julio.

 

 

Costumbres

La gente escribe sus deseos en pequeños trozos de papel de cinco colores y los cuelga en ramas de árboles de bambú que se colocan en lugares prominentes para que los deseos se hagan realidad.

 

El bambú y las decoraciones a menudo se colocan a flote sobre un río o se queman tras el festival, sobre la medianoche o al día siguiente.

 

También existe una canción tradicional de Tanabata:

 

Sasa no ha sara-sara

nokiba ni yureru.

Ohoshi-sama kirakira,

kingin sunago.

Goshiki no tanzaku,

watashi ga kaita.

Ohoshi-sama kirakira,

sora kara miteiru.

Esta canción significa:

 

Las hojas de bambú susurran

meciéndose en el alero del tejado.

Las estrellas brillan

en los granos de arena dorados y plateados.

La tiras de papel de cinco colores

ya las he escrito.

Las estrellas brillan

nos miran desde el cielo.

 



22/04/09 –
Simbolos patrios del Japón

Himno Nacional del Japón

El himno fue elegido por Oyama Iwao y otros oficiales militares en 1869. 
Los versos pertenecen a un antiguo poema de amor escrito en estilo Waka, es decir compuesto por 5 líneas y 31 sílabas, que fue escrito -probablemente por Ki No Tsurayuki- en el período Heian, del 794 al 1185, época en que la capital se trasladó a Kioto y en la que se creó el Katakana y el Hiragana dos de los alfabetos fonéticos usados en Japón. 
Ese año de 1869, Oyama Iwao le pidió al inglés John William Fenton que escribiera la música, pero el ser escrito por un británico ocasionó el rechazo de la población y fue abandonado en 1876. 

En 1880 Hayashi Hiromori escribió la música definitiva, pero sólo para cuatro instrumentos de cuerda; inconveniente para la interpretación orquestal.  
Por tanto, Hiromori le solicitó al maestro y compositor alemán, Franz Eckert que hiciera el arreglo musical para orquesta sinfónica.

“KIMI” significa Señor, Maestro, Dueño de Casa, Cabeza de Familia.  
En el japonés moderno Kimi se usa para dirigirse a un amigo o subordinado. 
Hasta la Segunda Guerra Mundial Kimi se usaba para dirigirse a la divinidad del Emperador.

En la actualidad, sectores izquierdistas rechazan el himno por considerarlo que está dedicado al Emperador y que recuerda el militarismo de preguerra.  

Hay japoneses que no ven la necesidad que exista un himno nacional, algunos simplemente lo rechazan porque consideran que los versos son arcaicos, otros creen que debería escribirse nuevos versos y los hay quienes piensan que la música es muy deprimente y que debiera ser cambiada por una melodía más moderna y alegre, como a la que ahora están acostumbrados los jóvenes japoneses.

La situación no ha dejado de tomar ribetes extremistas incluso forzando a las autoridades a dictar medidas, como la de agosto de 1999, cuando el Ministro de Educación aclaró enérgicamente que el Gobierno retiene el derecho que le otorga la Ley para castigar a los profesores que se niegan a enseñar el significado oficial de los versos del Himno Nacional. 
 

KIMI GAYO

Kimi ga yo wa
Chiyo ni, Yachiyo ni
Sazare ishi no,
Iwao to narite,

Koke no musu made.

Que tú Señor reines
A lo largo de mil años,
Ocho mil generaciones,
Hasta que las piedras
se conviertan en rocas;
y se cubran de musgo.

Música: de Hiromori Hayashi

 

Bandera Nacional de Japón

La bandera de Japón, conocida como Nisshōki o Hinomarunohata traducido como "el disco solar" en japonés, consiste en un fondo blanco con un gran disco rojo (representando al sol) en el centro.
Sus proporciones son de 2:3; el disco se sitúa exactamente en el centro y el diámetro del mismo es igual a tres quintas partes de la medida vertical.
 

No se conoce cuándo comenzó a utilizarse como símbolo pero han quedado recogidos discos solares en abanicos plegables llamados guisen que datan del siglo XII y fueron dibujados por guerreros samurái (bushi).
Durante los siglos XV y XVI, en la Era Sengoku, el Hinomaru fue usado como insignia militar. El círculo rojo sobre el fondo blanco era el más común, pero también se empleó un círculo dorado sobre un fondo de color azul oscuro.

Ha quedado documentado el empleo del Hinomaru como símbolo en el siglo XVI. También comenzó a ser utilizado en los barcos enviados al extranjero por lo menos desde el siglo XVII. Pero hasta 1854 no se reguló expresamente el uso del Hinomaru en las naves japonesas para que no fuesen confundidas con embarcaciones extranjeras.

El 27 de enero de 1870, durante la Era Meiji, el Hinomaru fue oficialmente declarado en un decreto la bandera de Japón para la marina mercante.

El Hinomaru comenzó a ser izado en edificios gubernamentales en 1872 y poco después comenzó a ser utilizado por la población como símbolo nacional.

Durante la ocupación norteamericana tras la Segunda Guerra Mundial el uso del Hinomaru fue restringido. Sólo en 1999 fue oficialmente adoptada como símbolo nacional en la Ley Acerca de la Bandera y el Himno Nacional.

 



4/03/09 –
“Hinamatsuri"

Festival de las muñecas

El Hinamatsuri es el festival de las muñecas  que se celebra todos los 3 de marzo en Japón. 
Esta dedicado especialmente a las niñas.
En este día, se le pide a los dioses felicidad y salud para las niñas.
Se realizan algunas costumbres como el de que las niñas coman “Hina-arare” y “Hishimochi” que son ambos unos dulces de arroz además de beber “Shirozake” y comer algo de “Sushi”, realizando todo esto se supone que las niñas conseguirán felicidad y salud.
Además de todo esto, unos días antes se suele poner en casa unas 12 muñecas llamadas “Hynaningyo” situadas en distintos niveles por plataformas para pedir a los dioses salud, felicidad y además para que las niñas se casen pronto.
Pasado el día 3 de marzo, hay que retirar las muñecas lo antes posible, ya que si se tarda en retirar significa que la niña/chica también va a tardar en casarse.



24/12/08 – “Las Fiestas en Japón"

Fiestas de Fin de Año en Japón

“Bonenkai”  (Fiesta de fin de año).

Todas las empresas e incluso los particulares, a mediados de diciembre se dan prisa por terminar todo aquello que tuvieran pendiente de hacer, ya que hay que recibir el año en las mejores condiciones posibles, es decir con todo acabado y el ánimo dispuesto para empezar nuevos negocios o asuntos.

 

Este tipo de fiestas consisten en una cena con todos los compañeros de trabajo, los compañeros de clase y profesores-tutores, el grupo de amigos habitual, etc... etc... Sirven también para agradecer al jefe de la empresa o al profesor de turno su esfuerzo y su ayuda para que las cosas funcionen bien, haciéndole además un pequeño regalo u "oseibo".

 

En estas fiestas los jefes piden a sus empleados que sean "breiko" (más abiertos) que se olviden del lenguaje formal obligatorio y se traten todos de igual a igual. Aunque parezca una tontería es una de las cosas más importantes que ocurren en estas cenas, puesto que permite cierto relax a los empleados no importa el rango que tengan.

 

Los lugares más habituales para llevar a cabo un “bônenkai” son los "izakaya", no llega a ser un restaurante, puesto que la cena no consiste en platos individuales, sino que se sirven bebidas acompañadas de pequeños platos para picar (algo así como un "tapeo" con el jefe").

Es normal que una empresa se ocupe de reservar un pequeño privado en los izakaya para sus empleados y asegurarse de que habrá sitio, porque en esas fechas está todo lleno de grupos con sus respectivos bônenkai.

Otra de las consecuencias de estas fiestas es la proliferación de ebrios por las calles de Japón durante esos días. Mucha gente asiste a más de una cena de este estilo, y como la única forma de "relajar las costumbres" es terminar ebrio, el consumo de sake y cerveza se dispara.

No es de extrañar ver por la mañana de oficina a un empleado recibiendo órdenes de su jefe, y por la noche verlos borrachos, sin corbata y abrazados dando tumbos caminando por la estación de subte. Es para no perdérselo......

 

“Shinenkai” (despedida del año)

Existe la fiesta contraria a la de "despedida del año" y es la de "recibimiento del año" “shinenkai”, pero es menos famosa y la gente suele celebrarla menos, normalmente tiene lugar en el mes de enero, consiste en lo mismo.

 

 

COSTUMBRES JAPONESAS


En Japón las fiestas de fin de año duran nada menos que 15 dias, en los que escuchan 108 campanadas equivalentes a los valores negativos que acarreamos los humanos y que con las campanadas se olvidan.

 

Los japoneses tambien suelen mirar la television especialmente los especiales de fin de año que son programas de canciones donde suelen aparecer los cantantes japoneses mas populares a estas citas no suelen faltar grupos como “SMAP”, o cantantes como Koda Kumi o Ayumi Hamasaki.

 

Los japoneses suelen hacer la cuenta atrás al estilo de otros países. Y una vez llegado el año nuevo suelen visitar los templos cercanos esa misma madrugada. También hay una costumbre que es esperar hasta ver el amanecer.

 

La festividad dura hasta el 3 de Enero y durante esos días son pocos los comercios abiertos y la gente no suele trabajar. Esos días se pasan en familia y se sigue con las visitas a los templos donde se aprovecha para hacer un peregrinaje a los templos más importantes.

 

El año nuevo es en Japón el equivalente a nuestra navidad y la fiesta más importante en Japón.

El año nuevo es una celebración familiar. Las casas se decoran con ornamentos de pino, bambú y flores de ciruelo, y es costumbre que unos días antes de que llegue el año la familia se reúna para hacer la limpieza en la casa, se tiran las cosas viejas y se cambia el papel de los paneles japoneses. Es una forma de prepararse para la llegada al nuevo año.

 

También es muy típico enviar y recibir felicitaciones de año nuevo. Suelen ser del mismo tipo que los christmas navideños. Los japoneses las envían de forma masiva a sus familiares, amigos y compañeros de trabajo, para ellos es algo muy importante debido a la importancia de la festividad.

 

 

ADORNOS

 

“Kadomatsu”:

Se trata de un adorno hecho, normalmente, de bambú y pino y se usa únicamente en estas fechas para decorar la entrada o la puerta de casa.

Por supuesto, tiene su historia, antiguamente se creía que Dios estaba en la copa de los árboles, así que se creó este adorno para darle una buena bienvenida.

También tiene su ritual particular, se dice que no deberías adornar tu casa con él el día 29, que se pronuncia ‘Nijuku’ y también significa ‘doble sufrimiento’. El 31 del mismo mes, diciembre, tampoco sería un buen día para colocarlo, ya que se supone que sólo vas a cuidar de él un sólo día. ¿Entonces cuándo?... Según los japoneses lo ideal sería colocarlo antes del 28 o el día 30.

El Kadomatsu puede costar de 12.000 a 50.000 Yenes.

 

 

“Kagamimochi”:

Se trata de otro adorno, en esta ocasión está hecho con masa de arroz (mochigome), aunque no tiene sabor.

El día en el que se come este adorno es el 11 de Enero (kagami biraki), se supone que haciéndolo podrás recibir la gracia de Dios, sin embargo el día varía mucho dependiendo de la región en la que se encuentre.

 

Puede tener un significado u otro dependiendo de los objetos que encontremos en el adorno:

 

- La mandarina: Prosperidad en tu familia.

- Brocheta de kaki: Tener buen humor, siempre con una sonrisa.

- Algas: Poder tener hijos, deseo de longevidad.

- Gamba, langostino: deseo de longevidad, ‘hasta doblarse la cadera como la gamba’.

- Helecho: aunque una hoja se marchite, siempre sale otra hoja nueva, por eso adornan esta hoja deseando la prosperidad y se adorna el reverso hacia arriba (la parte medio blanca) deseando no tener cara y revés, anverso y reverso, delantera y trasera, cara y cruz.

- Papel rojo cuadrado: para que no ocurran desastres, desgracias y se suele adornar con galletitas también, para no sufrir por intoxicación de la comida.

 

 

GASTRONOMÍA DE LAS FIESTAS :

 

La comida más importante dentro de las celebraciones de fin de año la realizan el día 15 de enero.

 

En la noche de fin de año la familia come unida y se come Soba, un tipo de sopa de fideo tradicional de Japón .

La soba simboliza la longevidad en esta cena para despedir el año que acaba. Y por lo general a continuación se dirigen hacia el templo budista a pedir buena suerte para el año que empieza.

Después beben "sake" mientras visitan a los amigos para concentrarse en otra comida especial de año nuevo.

 

Osechi ryori:

El Osechi Ryori se trata de una comida especial de fin de año que se suele preparar unos días antes, para no tener que cocinar.

 

Existen diferentes tipos de recetas y de formas de sazonarlas, un ejemplo;

- Tazukuri: está hecho de sardinas pequeñas, sazonado con salsa de soja, azúcar, se come deseando poder tener buenas cosechas en el año próximo.

- Kazunoko: es de huevo de arenque y se sazona con salsa de soja, azúcar, licor japonés, alga marina y se deja un día entero para que penetre el sabor, se come pidiendo poder tener muchos hijos.

- Kuromame: frijol negro, se sazona dulce, en Japón los frijoles generalmente se comen dulces, se cree que el color negro espanta el diablo y es por eso que se suele comer con deseo de espantarlos.

- Datemaki: se prepara con una masa hecha de pez de color blanco mezclado con clara de huevo, que la venden en el supermercado, y se le agrega huevo, azúcar y salsa, después de cocinar se enrolla, es dulce como si fuera un postre.

- Kurikinton: es dulce, se prepara con patata dulce y castaña.

 

Todo esto se coloca en un Ojubako, una caja de madera, con varios pisos, donde se ponen comida, como la de, Obento.

 

 

El mochi, tan peligroso como  la pirotecnia de fin de año

 

El mochi es una bola hecha con una pegajosa masa de arroz que se consume en Año Nuevo en Japón.

 

Así como en Argentina el mal uso de la pirotecnia es noticia durante el primer dia del año, en Japón  la preocupación se enmarca en el consumo del tradicional "mochi de año nuevo". En los últimos años ha subido el número de personas atendidas en los hospitales de Japón con síntomas de asfixia después de haber consumido mochi (bola hecha con masa de arroz) que los japoneses suelen comer como costumbre de Año Nuevo.

 

  Solo en Tokio 13 personas entre 59 y 92 años de edad fueron atendidas en los dos primeros días del año con asfixia a causa del mochi, que por su textura pegajosa se queda en la garganta. Dos de los afectados fallecieron, dijeron las autoridades.

 

Mientras que en Kasama, provincia de Ibaraki, un hombre de 71 años que regresaba de una visita al templo, murió atragantado con el mochi dentro de su carro. Otras dos personas fallecieron en sus casas tras comer mochi, una en Tomioka, en Gunma, y otra en Yokohama en Kanagawa.

 

  Según la Agencia de Bomberos de Tokio, unas 26 personas que comieron mochi han sido atendidas en los hospitales de la capital entre el 26 de diciembre y el 3 de enero. De ellas, 18 tenían más de 70 años de edad.

 

 


8/10/08 – “Teatro en Japón"

Teatro japonés

Entre las artes escénicas tradicionales que aún gozan de mucha vitalidad y siguen representándose con mucho éxito en Japón se encuentran el KABUKI, el NOH, los KYOGEN y el BUNRAKU.

 

El KABUKI es un género de teatro clásico que se desarrolló a principios del siglo XVII. Se caracteriza por el ritmo de las frases declamadas por los actores, por la extravagancia del vestuario, por un maquillaje muy llamativo, y por el uso de artilugios mecánicos para crear los efectos especiales sobre el escenario. El maquillaje acentúa la personalidad y el humor de los personajes. La mayor parte de las obras se inspiran en temas medievales o del período Edo, y todos los personajes, incluídos los papeles femeninos, son representados por los hombres.

 

El NOH es la forma más antigua de teatro musical de Japón. El argumento no se conoce tan sólo a través del diálogo, sino también por medio del utai (canciones), del hayashi (acompañamiento musical) y de la danza. Otra de sus características es que el actor principal, ataviado con un vestido muy vistoso de seda bordada, normalmente lleva puesta una máscara de madera lacada. Las máscaras representan a personajes como, por ejemplo, un anciano, una mujer joven o anciana, una figura divina, un fantasma y un joven.

 

Los KYOGEN son un género de teatro cómico clásico que se representa con movimientos y textos muy estilizados. Se incluye en funciones de Noh, aunque actualmente a veces se representa de forma independiente.

 

El BUNRAKU, que se hizo popular hacia finales del siglo XVI, es una clase de teatro de títeres que se representa acompañado de canciones narrativas y música de shamisen (instrumento de tres cuerdas). El bunraku es una de las formas más refinadas de teatro de títeres del mundo.



24/09/08 –
“Jardines Japoneses"

Los jardines japoneses
El jardín japonés (nihon teien?) forma parte integrante de la tradición en las casas privadas de Japón, en la vecindad de los parques de las ciudades, en los templos Budistas ó capillas Sintoistas, y en lugares históricos tal como viejos castillos. Muchos de los jardines japoneses más famosos en Occidente, y así mismo dentro del propio Japón, son los jardines Zen. La tradición de la Ceremonia del Té, ha generado jardines japoneses refinados en un grado sumo de cualquier otro estilo, que evocan la simpleza rural.
Surge muy pronto, ya en la era Heian, como arte importado de China. Se desarrollará durante las eras Kamakura, Muromachi, Momoyama y el periodo Edo hasta los jardines de la actualidad.

Interpretación del jardín japonés
Tiene una lectura geográfica y topográfica, el propio paisaje japonés, un archipiélago de islas organizadas en su mayoría en torno al Mar Interior de Seto.
En un segundo plano, el jardín japonés también tiene una visión del cosmos, la que corresponde a la religión sintoista, un gran vacío (mar) que se llena con objetos (islas).

Elementos del jardín japonés
Las rocas son los elementos base del jardín, la roca como montaña o como isla, contenidos en el vacío que representa el mar. Las más usadas son aquellas de origen volcánico, sobre todo el basalto.
• Shima (島?). Isla, se usa para designar a las rocas del jardín y al recinto que las contiene, y finalmente por extensión a todo el jardín.

• Iwakura (岩倉?). Textualmente, el lugar que ocupan las rocas. En ocasiones se atan las rocas con cuerda como si delimitaran el lugar que ocupan. Esta práctica procede del jardín chino, que usa rocas mucho más plásticas y redondeadas. Las rocas japonesas, por el contrario, son escarpadas. Se escogen en función de su forma y se trasladan y colocan tal cual se encuentran en la naturaleza, evitando las manipulaciones y protegiendo las rocas de los daños que puedan sufrir durante el transporte.
• El Monte Shumi, la montaña del eje del mundo para la religión budista. Se representa como una roca en el jardín.
• La isla/monte Hōrai (蓬莱?). Un lugar místico heredado del Monte Penglai de la mitología china. En cierto modo sería una especie de paraíso. Isla de los Bienaventurados, Isla de las Grullas e Isla de las Tortugas, se representan como piedras rodeadas por agua.
Estas piedras no se distinguen las unas de las otras, se dan forma a unas ideas que se transmiten por tradición oral, dando finalmente lugar a un modelo. El jardín japonés es un jardín de iniciados.
Aparte de las rocas, un jardín típico japonés puede contener, de forma real o simbólica, los siguientes elementos:
• Agua
• Una isla de verdad.
• Un puente a la isla
• Una linterna, típicamente de piedra
• Una casa de Té ó pabellón
Además, se usan elementos vegetales como bambús y plantas relacionadas, plantas de hoja perenne, como el Pino negro japonés, y árboles de hoja caduca tales como arces que dejan desarrollarse debajo una alfombra de helechos y musgos.

Tipos de jardín japonés
Los jardines japoneses pueden quedar encuadrados dentro de uno de estos estilos.
Jardín Karesansui en Tōfuku-ji en Kyōto. En este caso las "islas" están compuestas por elementos vegetales, más que rocas desnudas.
• Jardines de Paseo, para verlos desde un sendero. Suelen incluir un paseo en torno a un estanque, que también sigue patrones naturales de marea alta, baja, etc. Es de este estilo el jardín del Palacio Katsura.
• Jardines de Aposento, para contemplarlos desde un lugar, tal como la minúscula tsuboniwa que se encuentra en machiya (Casa de madera tradicional de la ciudad).
• Jardines de té (Rōji). Camino que conduce a la cabaña de paja, atravesando el lugar en donde cae el rocío. Se colocan piedras sobre musgo, para evocar esta idea del rocío. Para el camino se usan baldosas regulares o piedras irregulares colocadas en línea recta.
• Jardines de contemplación (Karesansui, paisaje de montaña y agua).
Lo introducen los monjes Zen en sus templos. Zen significa meditación, para eso es para lo que sirven estos jardines. Están hechos para ser contemplados desde la plataforma del templo y facilitar la meditación a través de su contemplación. Debido a su presencia en estos templos, mucha gente los conoce también como Jardines Zen.

Jardines japoneses dignos de mención

En Japón
• Shugaku-in Imperial Villa, Saiho-ji (el "Templo de musgo"), en Kioto
• Kenroku-en en Kanazawa, Prefectura de Ishikawa
• Kairaku-en en Mito, Prefectura de Ibaraki
• Kōkyo Higashi Gyoen, el jardín del Este del Palacio Imperial de Tokio
• Sankei-en en Yokohama, Prefectura de Kanagawa
• Kōraku-en en Okayama, Prefectura de Okayama
• Hosokawa Gyōbu-tei en Kumamoto, Prefectura de Kumamoto
• Urakuen tea garden, Inuyama

En los Estados Unidos de América
Un espacioso jardín japonés:Hosokawa Gyobu Tei, cerca del Castillo Kumamoto.
• Portland Japanese Garden, Portland, Oregón
• Seattle Japanese Garden, Washington Park Arboretum, Kubota Garden, Seattle
• Fort Worth Japanese Garden, Fort Worth Botanic Garden, Fort Worth
• Earl Burns Miller Japanese Garden at Long Beach State
• Anderson Japanese Gardens, Rockford, Illinois
• Ro Ho En Japanese Garden, Phoenix, Arizona

En Argentina
• El Jardín Japonés de Palermo (Ciudad de Buenos Aires). 

En Australia
• At Cowra, New South Wales
• Melbourne Zoo
Frankston High School





17/09/08 –
“Aguas termales japonesas"

Los "Onsen": Aguas termales japonesas
Miles de japoneses aprovechan el invierno para escapar del bullicio de las grandes urbes y sumergirse en las aguas termales de sus populares balnearios, los Onsen, una forma de relajación milenaria que vive con el frío su mejor momento. 
Cuando las temperaturas comienzan a descender en todo Japón arranca la temporada alta en estos balnearios naturales distribuidos por todo el país, que suman más de 3.000 establecimientos gracias a la actividad volcánica que bulle bajo el archipiélago nipón.
Los balnearios nipones recibieron más de 136 millones de visitas en 2005, el último año del que hay datos, según el Ministerio de Medio Ambiente, cuando la población total de Japón es de 127 millones de personas.
No obstante, es en estas pasadas fechas festivas, en las que se encadenan el cumpleaños del emperador, Navidad y fin de año, cuando se cuelga el cartel de completo en muchos onsen. “En invierno recibimos alrededor de cien visitantes al día, la mayoría japoneses, pero en Navidad y fin de año llegamos a los 150”, explica Makoto Watarai, trabajador del onsen Takaragawa, uno de los mayores y más hermosos balnearios al aire libre del país.
Este onsen, que suma más de cien años de tradición, se enclava en un estrecho valle entre montañas, repartido entre las dos orillas de un riachuelo, en la provincia de Gunma, a un par de horas de Tokio.
Desde hace días, los visitantes de ese balneario mixto pueden contemplar el paisaje nevado que les rodea, con hasta diez centímetros de nieve, mientras permanecen sumergidos en alguno de los cuatro vasos del complejo, con temperaturas de entre 40 y 70 grados centígrados.
“Ahora estamos al completo”, añade Makoto Watarai, refiriéndose a los hoteles tradicionales japoneses, llamados ryokan, que completan este balneario.
Los onsen más tradicionales, instalados principalmente en áreas rurales, son mixtos y se encuentran al aire libre, normalmente en las orillas de un río, para poder mezclar el agua que proviene del interior de la tierra, que puede alcanzar los 90 grados centígrados, con las de la superficie.
Los más rústicos consisten tan sólo en pozas excavadas en las orillas rocosas de algunos ríos, como algunos de los más conocidos de la provincia de Wakayama, en el centro de Japón.
En el extremo contrario se encuentran los sofisticados centros de spa que proliferan en las grandes ciudades como Tokio, Osaka y Nagoya, algunos de los cuales cuentan con tratamientos especiales para perros.
En la provincia de Nagano, en el noreste del país, algunos onsen disponen de piscinas que tan sólo pueden disfrutar los macacos japoneses, unos monos que tampoco dudan en recurrir a las aguas termales para combatir la crudeza del invierno.
La tradición de utilizar las aguas termales en Japón se pierde en la prehistoria como un método de relajación utilizado por los primeros pobladores del archipiélago, que también servía para curar cuerpo y mente. “Originariamente, los onsen estaban considerados lugares sagrados y se pensaba que sus aguas podían curar dolores y enfermedades”, explica Takanari Yamada, portavoz de la Organización Nacional de Turismo de Japón.
Posteriormente, con la llegada del Budismo a Japón y la unificación de las distintas religiones locales, esa creencia asumió en una sola figura todas las deidades asociadas a las aguas termales.



20/08/08 – “La mesa japonesa"

La mesa japonesa
Antes de ponerse a comer, los japoneses dicen: "Itadakimasu", una expresión educada que significa: "Recibo estos alimentos". Esto expresa gratitud a quien quiera que fuera el que preparó la comida. Después de comer, la gente expresa de nuevo su gratitud utilizando las palabras: "gochiso sama deshita", que literalmente significa: "vaya banquete !".
La palabra "gohan" en japonés significa "comida". En realidad esta palabra se refiere al arroz al vapor, pero el arroz es un alimento tan importante para los japoneses que el gohan ha llegado a designar cualquier clase de comida.
La comida tradicional japonesa consta de una ración de arroz blanco, que acompaña a un plato principal (carne o pescado), una especie de guarnición (a menudo verduras cocidas), sopa (a menudo sopa de miso) y verduras en vinagre. El arroz japonés tiene una textura pegajosa una vez cocinado, lo cual es ideal si se van a utilizar los palillos al comer.
Los japoneses de hoy día comen muchos platos de todo el mundo, principalmente de Europa, Norteamérica y Asia. Además del arroz, los japoneses consumen pan, fideos y pasta, y disfrutan de una amplia selección de carnes, pescados, verduras y frutas. El sushi, el tempura, el sukiyaki y otras especialidades japonesas famosas en el extranjero también lo son dentro del propio Japón.
La gastronomía es en Japón un arte delicado. En la dieta japonesa prevalece la ingestión de proteínas repartidas en igual proporción entre las de origen animal y las vegetales.



13/08/08 – “Las Geishas"

Geishas
Las geishas son artistas tradicionales japonesas. La palabra geisha se deriva de dos ideogramas chinos que significan arte y persona, por lo que la acepción se ha redondeado a “la persona que domina todas las artes”. Una geisha era y es, ante todo, una artista y su objetivo supremo consiste en entretener a los hombres. Una suerte de dama de compañía o anfitriona en los tiempos modernos; un rol estrictamente delimitado y cuyos ritos marcaban tanto su existencia como su piel. Ahora es una decisión de vida.

La geisha en occidente es tenida como una especie de prostituta de lujo, algo que resulta verdaderamente insultante para un japonés, para el que la geisha es una persona que merece el más alto de los respetos posibles.   Las geishas se originaron como profesionales del entretenimiento; originalmente la mayoría eran hombres. Mientras las cortesanas profesionales brindaban entretenimiento sexual, las geishas usaban sus habilidades en distintas artes japonesas, música, baile, y narración. Al declinar el nivel artístico de las cortesanas, las geishas, hombres y mujeres, tuvieron mayor demanda.

Los geisha masculinos comenzaron a declinar, y para 1800 las geishas femeninas los superaron en número y el término geisha comenzó a usarse para referirse a las mujeres con habilidades para el entretenimiento, como hoy en día.
Tradicionalmente, las geishas comenzaban su entrenamiento a una corta edad. Algunas jóvenes eran vendidas a las okiya (casas de geishas) en su niñez, y comenzaban su entrenamiento en varias artes tradicionales casi inmediatamente.

Las geishas aún estudian instrumentos tradicionales como el shamisen, shakuhachi (flauta de bambú) y tambores, al igual que canciones tradicionales, baile japonés clásico, ceremonia del té, ikebana (arreglos florales), literatura y poesía; se vuelven habilidosas en la compleja tradición de elegir y usar kimono, y en el tratar con los clientes.   Lo más llamativo quizás sea su maquillaje, su rostro blanco sobre el que destacan unos labios breves y rojos, cejas leves y ojos semi-cerrados.

2008 © JAPÓN HOY - RGH Producciones. Todos los derechos reservados. by Comunidad Nikkei Argentina
go Admin Zone