AUTOMOTRICES JAPONESAS SE UNEN PARA PROTEGER A SUS VEHICULOS AUTÓNOMOS DE CIBERATAQUES

Toyota y Nissan se unen para formar un consorcio que trabaje para darles protección ante los ataques cibernéticos de su automóviles autónomos conectados a la red.

Las empresas comprobarán su software automotriz en busca de fallas de seguridad y compartirán información sobre tendencias de los ciberataques para evitar el secuestro y robo de datos.

Microsoft Japan, Trend Micro, NTT Communications y Sompo Japan Insurance se están uniendo a un grupo de automotrices como Toyota y Nissan, además de fabricantes de repuestos como Denso y Panasonic.

En un automóvil conectado a la red, el motor y los frenos se controlan electrónicamente. Los datos sobre su estado operativo se envían a través de Internet y si hay algún agujero de seguridad en el programa informático podría ser interceptado y hasta el propio vehículo “secuestrado” por un operador externo.

Se estima que las empresas del sector automotriz invierten entre 1,8 millones y 2,7 millones de dólares anuales para subcontratar investigación de software. La alianza reducirá estos costos y al mismo tiempo mejorará la fiabilidad de los coches en su conjunto.

Entre tanto, Japón revisó en enero de este año la Ley de Vehículos de Transporte por Carretera según las nuevas directrices de la Comisión Económica de la ONU que exige a las automotrices mejorar su seguridad.

De esta manera, desde julio de 2022 los modelos de coches vendidos en Japón con capacidad para actualizar su software de forma inalámbrica recibirán su autorización comercial desde que cumplan con pautas de seguridad cibernética establecidas.

www.japon-hoy.com.ar