top of page

EL “WASHOKU” CELEBRA DIEZ AÑOS COMO PATRIMONIO CULTURAL DE LA UNESCO


  Han pasado más de 10 años desde que el washoku (cocina japonesa) fue registrado como patrimonio cultural inmaterial de la UNESCO en diciembre de 2013. Si bien el washoku ha ganado popularidad en el extranjero, la gente en Japón tiene menos oportunidades de prepararlo debido a la diversificación de la comida.


   El número de restaurantes japoneses en el extranjero se triplicó, pasando de unos 55.000 (2013) a 187.000 (2023). Cada vez más extranjeros llegan a Japón para obtener auténticos conocimientos y habilidades culinarias y el espíritu de hospitalidad. Han aprovechado su experiencia para luego seguir su carrera en sus países de origen.


  El Comité de Desarrollo de Recursos Humanos de la Cocina y la Cultura Alimentaria Japonesas ha llevado a cabo un programa de formación para chefs desde el año fiscal 2016, y el Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca lo ha subvencionado. Un total de 274 personas, incluidos los participantes en línea durante la pandemia de covid-19, han recibido formación.


  En el mismo año fiscal, el comité también elaboró directrices para un sistema de certificación, según el cual organizaciones privadas certifican a los chefs extranjeros que han alcanzado un cierto nivel de habilidad culinaria.

Los extranjeros que trabajan en restaurantes japoneses en el extranjero también han mejorado sus habilidades en washoku.


  El número de restaurantes que ofrecen platos especializados japoneses ha aumentado en el extranjero. Además del okonomiyaki, el takoyaki y otros platos a base de harina, también son platos populares como las brochetas de kushiage fritas. En cuanto a los dulces japoneses, el taiyaki, un pastel con forma de pez y el hielo raspado, están cada vez más disponibles en el extranjero.


  El washoku, tal como lo reconoce la UNESCO, no se conoce como un plato individual, sino como una cultura gastronómica tradicional. Se caracteriza por cuatro características principales: respeto por los ingredientes frescos y diversos y sus sabores distintivos, una dieta saludable con un excelente equilibrio nutricional, expresión de la belleza de la naturaleza y el cambio de estaciones, y una estrecha relación con los eventos anuales. El registro ha alentado al gobierno japonés a intensificar sus esfuerzos para proteger el washoku.


Comments


bottom of page