ELECCIONES EN LA CÁMARA BAJA JAPONESA


El gobernante Partido Liberal Democrático (PLD) se pondrá a prueba este 31 de octubre para ver si puede mantener su clara mayoría de 233 escaños en las elecciones a la Cámara Baja.

A horas de la elección, se cree que las posibilidades de que el PLD asegure una mayoría parlamentaria de 233 escaños depende de una reñida contienda en aproximadamente el 40% de los distritos de un solo escaño. El PLD tenía una cómoda mayoría de 276 congresistas antes de que el nuevo primer ministro Fumio Kishida disolviera la Cámara de Diputados el pasado 14 de octubre.

Desde que el PLD regresó al poder en 2012, ha ganado más del 60% de los escaños en tres elecciones sucesivas. Si el partido pierde 44 escaños, el gobierno de la administración Kishida podría resultar problemático, incluso si su aliado, el Komeito, logra mantener sus 29 diputados.

Las encuestas previas dicen que es posible que el opositor Partido Demócrata Constitucional obtenga más de los 110 escaños que tenía antes de las elecciones, mientras que el Partido Comunista tiene la oportunidad de aumentar sus 12 parlamentarios si gana en más distritos de representación proporcional como adelantan los sondeos.

La sorpresa de la elección podría ser el Partido de la Restauración, de corte derechista y populista, que fundó el ex alcalde de Osaka, Toru Hashimoto. Se cree que podría hasta triplicar sus actuales 11 parlamentarios.

www.japon-hoy.com.ar