ENTREGAN BANDERA DE SOLDADO JAPONÉS A SU FAMILIA DESPUÉS DE 80 AÑOS



Una bandera que perteneció a un soldado japonés que falleció en las Islas Salomón durante la Segunda Guerra Mundial fue devuelta a su familia ochenta años después de su muerte.


Tamio Unayama murió en noviembre de 1942 tras ser alcanzado por fragmentos de proyectiles en la isla de Guadalcanal cuando tenía 23 años, según informa la familia Unayama y una asociación que representa los intereses de los familiares de los veteranos de guerra fallecidos.


Unayama nació en 1919 y salió del puerto de Ujina en la prefectura de Hiroshima para unirse al esfuerzo bélico en enero de 1942.


En enero de 1943, un residente local le dio la bandera a Charles Marcotte, un militar estadounidense que había servido en Guadalcanal.

Marcotte se llevó la bandera a los Estados Unidos y su hijo, Robert, quien heredó el artículo, terminó donándolo a una organización sin fines de lucro con sede en Oregón llamada Obon Society, que se dedica a devolver las pertenencias de los soldados japoneses muertos.


El regreso de la bandera de Unayama se realizó gracias al esfuerzo de Society, entre otras entidades.


Yoko Unayama, la esposa del sobrino de Unayama, recibió la bandera en el ayuntamiento de Koriyama en la prefectura de Fukushima el 22 de julio.


“Haré saber a mis familiares fallecidos que el espíritu de Tamio ha regresado a casa junto con la bandera. Creo que todos estarán felices de escuchar las noticias”, dijo Yoko, de 80 años.


“El regreso de la bandera fue posible gracias a la buena voluntad de las personas en Japón y Estados Unidos”, dijo el alcalde de Koriyama, Masato Shinagawa. “Con los estragos de la guerra que continúan en todo el mundo, espero que la paz y el orden se mantengan lo antes posible”.


www.japon-hoy.com.ar