ENTRONIZACIÓN DEL EMPERADOR JAPONÉS NARUHITO



22/10/2019 – Tokio, Japón


El pasado martes 22 de octubre se llevó a cabo en el palacio imperial de Tokio la ceremonia de entronización del 126° emperador japonés, Naruhito, ante más de 2.000 invitados procedentes de 180 países. “Prometo actuar de acuerdo con la Constitución y cumpliré mis responsabilidades como símbolo del Estado y de la unidad del pueblo japonés, teniendo siempre como meta la felicidad del pueblo y la paz del mundo”, aseguró el flamante Emperador que ocupa el cargo desde el 1 de mayo tras la abdicación de su padre, Akihito.

Precisamente, Naruhito recordó a su antecesor: “trabajó incansablemente por la felicidad del pueblo y la paz en el mundo. Siempre compartió las alegrías y las tristezas del pueblo y se mostró compasivo”. Pocos minutos más tarde, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, proclamó con los brazos en alto tres veces “banzai !” (“larga vida al emperador!”) y 21 salvas de cañón saludaron al 126° ocupante del trono del Crisantemo.

La jornada había comenzado para Naruhito con una serie de ceremonias sintoístas. Vestido con una túnica blanca y un tocado negro, se dirigió a uno de los santuarios en el palacio imperial para comunicar su entronización a sus ancestros. Todo se desarrolló con precisión milimétrica en la ceremonia principal, la “Sokuirei-Seiden-no-Gi”, equivalente a una coronación en las tradiciones europeas en la “sala del Pino” (Matsu No Ma) donde sólo estaban los parientes más cercanos de la familia Imperial. Los invitados especiales (Jefes de Estado y de gobiernos) siguieron la ceremonia desde la sala “Shunju no Ma” al otro lado del patio central. Entre otros: Felipe VI y Letizia (Reyes de España), el Príncipe Carlos (Reino Unido), Guillermo y Máxima Zorreguieta (Reyes de Holanda), Frank W. Steinmeier (presidente de Alemania), Gabriela Michetti (vicepresidente de Argentina) y Jair Bolsonaro (presidente de Brasil). *Hace seis meses (1 de mayo), Naruhito, el nuevo emperador de Japón recibió una espada, una joya y los sellos oficiales en una ceremonia sagrada que anunció su sucesión al trono sustituyendo a su padre, Akihito, el primer emperador en abdicar en más de 200 años.

© 2020 JAPÓN HOY - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS