top of page

JAPÓN: UN PAÍS PARA RESISTIR LA TORMENTA


Japón es susceptible a desastres naturales como terremotos, tsunamis, tormentas y tifones.


  En el pasado, los desprendimientos de tierra y las inundaciones repentinas resultantes de tifones dañaron estructuras y se cobraron muchas vidas. Por esto, se han empleado códigos de construcción y otros métodos preventivos para resistir con éxito estos fenómenos naturales.


  Las carreteras y los edificios están erigidos de tal manera que el exceso de agua puede fluir sin dañar la estructura. Las defensas costeras están preparadas para desviar la posible marejada ciclónica.


  Los gobiernos locales cuentan con manuales de instrucciones y practican simulacros de seguridad con el fin de prepararse para estas emergencias. Estas guías están disponibles en línea (en inglés). También hay sistemas de sirenas para advertir sobre sucesos inminentes.


  Las tormentas repentinas localizadas resultan difíciles de predecir, pero ya hay una aplicación gratuita que puede hacerlo. Utiliza un radar capaz de medir nubes de lluvia en tres dimensiones junto con la tecnología de radares existente para determinar señales de tormentas.

Mientras tanto, también se ha desarrollado un sistema encabezado por la Universidad de Tohoku para determinar la altura, el alcance, el número de personas dentro del alcance y la escala de los daños en edificios causados por tsunamis a consecuencia de terremotos a gran escala y transmitir esta información en un plazo de 30 minutos.


 Japón ha aprovechado su experiencia en desastres naturales para desarrollar una serie de tecnologías de prevención de desastres, algunas de las cuales se han exportado a toda Asia y otros lugares.


  Los smartphones tienen instalado un sistema de alerta precoz de sísmos, tormentas y/ó tsunamis, que emite una alarma inmediatamente antes de que se produzca cualquier fenómeno natural.


  También se puede acceder mediante smartphones a un tablón de anuncios con mensajes sobre desastres y a varias aplicaciones de respuesta ante emergencias de diferentes proveedores de red, lo que permite a los usuarios notificar su seguridad a amigos y familiares.


  Los medios de comunicación también contribuyen para la prevención y aviso de tormentas, tsunamis ó sismos, en cualquier momento de la programación, siendo prioridad su difusión a la sociedad.


Commentaires


bottom of page