top of page

PRESIONAN A AUTORIDADES DE JUDO EN JAPÓN PARA QUE DESPOJEN DE SEXTO DAN A VLADIMIR PUTIN



En el año 2000, durante un viaje a Japón, Vladimir Putin, amante del judo, visitó el prestigioso Instituto Kodokan Judo de Tokio, que le otorgó al líder ruso el sexto dan. Tras la invasión a Ucrania por parte de Rusia, las autoridades japonesas de judo enfrentan presiones de la gente para que despoje al presidente ruso de su rango. Uno de esas autoridades es el exjudoka Yasuhiro Yamashita, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles de 1984, que hoy se desempeña como presidente del Comité Olímpico Japonés y director de la Federación de Judo de Japón. Putin admira a Yamashita, según Asahi Shimbun. Ambos mantienen una estrecha relación de más de 20 años. En 2005, el ruso visitó nuevamente Japón y el judoka japonés asistió a una fiesta con él. Sin embargo, Yamashita intenta desmarcarse del presidente de Rusia. “No soy tan buen amigo de Putin como todos piensan”, dijo. Las presiones también recaen sobre Kodokan, que ha tenido que explicar por qué honraron a Putin con el sexto dan. El instituto dijo que el ruso poseía las habilidades que lo hacían merecedor del rango y que había sido recomendado por un profesor para que lo ascendieran. Fue un caso “especial”, afirman. ¿Pero no le pueden quitar el rango de sexto dan? Una persona relacionada con Kodokan explicó que a un judoka no se le despoja de la distinción incluso si ha cometido un crimen.





Comments


bottom of page