APLAZAMIENTO EN LA EMISION DE LA NUEVA MONEDA DE 500 YENES




El Ministerio de Finanzas de Japón anunció que ha quedado totalmente decidido el diseño de la nueva moneda de 500 yenes cuya renovación había sido anunciada en abril del año pasado. Ante la expansión del coronavirus su emisión ha quedado pospuesta para después del primer semestre de este año.


Aunque básicamente su diseño actual seguirá siendo casi el mismo, se incorpora nueva tecnología para evitar su falsificación.


Será la primera acuñación de esta denominación desde que fuera lanzada en el 2000. En la superficie del anverso de la moneda se mostrarán hojas de kiri y bambú, además de la fecha en que será emitida.


Para contrarrestar la falsificación, la moneda presenta una estructura bimetálica de dos colores y tres capas que cambiará de tono según el ángulo con que se la observe. Tendrá bordes con crestas helicoidales en formas variadas.


En el reverso presentará la novedad de las palabras “JAPAN” Y “500 YEN”, unas microimpresiones que estarán ubicadas en los extremos de la circunferencia.


El ministro de Finanzas, Taro Aso, dijo que el coronavirus ha afectado el trabajo de reparación del equipo que se utilizará para la acuñación y por ello se considera aplazar la emisión sin fecha concreta.


Las autoridades tienen claro que la actual moneda de 500 yenes se podrá utilizar incluso después de emitida la nueva.


www.japon-hoy.com.ar