FESTIVAL “SHICHI-GO-SAN” (15 de noviembre)


El 15 de noviembre se celebra en Japón el Festival “Shichi-go-san” que en el idioma japonés significa 7-5-3. Este es un día especial para los niños de 3, 5 y 7 años de edad (niñas de 3 y 7 años / niños de 3 y 5 años) quienes con sus padres visitan los santuarios cercanos. Durante este día, los niños visten atuendos tradicionales japoneses y asisten a los santuarios sintoístas o a los templos budistas para celebrar el rito con el fin de expresar gratitud y rendir plegarias para que los niños tengan buena salud, crecimiento y longevidad. La fecha en que es celebrado, el día quince del undécimo mes, era considerada como un día de augurio en tiempos antiguos. Como en otros países asiáticos los números impares se consideran que atraen la buena suerte. Por eso se celebran las edades tres, cinco y siete que eran especiales en el pasado: solamente se permitía a los niños empezar a usar kimono y hakama a partir de los cinco o siete años. Durante este festival los niños reciben un caramelo llamado “Chitose ame” (dulce de los mil años) de color rojo y blanco, de consistencia larga y delgada. Este caramelo están cubiertos en un envoltorio especial con dibujos de tortugas y grullas, los cuales históricamente se han considerado símbolos de la buena fortuna y la longevidad. Los miembros de la familia también les dan juguetes o dinero (goshugi). Aunque esta ceremonia tradicional japonesa ha ido cambiando a lo largo del tiempo, continúa siendo un momento importante en la vida de los niños y de sus padres en el que se desea lo mejor para los pequeños.

www.japon-hoy.com.ar











































































































































































































































































































































































































© 2020 JAPÓN HOY - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS