FUNERAL DE ESTADO DEL EXPRIMER MINISTRO SHINZO ABE EN TOKIO



El funeral de Estado del exprimer ministro japonés Shinzo Abe, asesinado el pasado 8 de julio, tuvo lugar en Tokio este martes 27 de septiembre. La ceremonia oficial comenzó puntualmente a las 14 hs. en el Nippon Budokan, estadio cubierto de los grandes eventos en la capital cerca del Palacio Imperial.


El público, desde jóvenes hasta ancianos, presentó sus respetos y se despidieron por última vez de Shinzo Abe en las horas previas a su funeral.

La apertura de los espacios de flores en el parque Kudanzaka Koen se adelantó 30 minutos con respecto a las 10 am originalmente programadas debido a la gran cantidad de personas que llegaban al área. Las gradas permanecieron abiertas hasta las 5 de la tarde. A pesar del marco del evento, el día no fue declarado feriado público.


Mientras los invitados especiales llegaban al Nippon Budokan, el auto fúnebre que transportaba las cenizas de Abe salió de su casa en Tomigaya (Shibuya) acompañado por una guardia de honor de las Fuerzas de Autodefensa japonesa. El coche fúnebre pasó por delante del Ministerio de Defensa antes de llegar a la sede del funeral.


A las 14 hs. se inició el funeral de estado del exprimer ministro Shinzo Abe. Después de entonar el himno nacional y realizarse un momento de silencio, se mostraron imágenes de Abe a lo largo de su vida en una pantalla gigante dentro del salón.


Entre los invitados especiales del Japón se encontraban los emperadores Naruhito y Masako, el Primer Ministro Fumio Kishida y el exprimer ministro Yoshihide Suga quien pronunció unas palabras en representación de los amigos de Abe.

Unas 4.300 personas asistieron al funeral, incluídas unas 700 personas de 218 naciones y territorios de todo el mundo, como la vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris; el primer Ministro Australiano, Anthony Albanese; el primer Ministro indio, Narendra Modi, entre otros.


El primer ministro, Fumio Kishida, pronunció un discurso citando los logros del exprimer ministro Shinzo Abe y expresó su compromiso: “Sobre los cimientos que ha sentado, me comprometo a construir un Japón, una región y un mundo sostenibles e inclusivos, donde todas las personas puedan brillar”.


Tras la despedida a cargo de un mensajero enviado por el Emperador y Emperatriz, los miembros de la familia imperial ofrecieron flores.


Participaron unos 1.390 miembros de las Autodefensas y se disparon 19 cañonazos de fogueo para mostrar respeto y condolencias.

Fue el primer funeral de estado de un ex primer ministro en 55 años desde Shigeru Yoshida en 1967, y el segundo desde el final de la Segunda Guerra Mundial.


www.japon-hoy.com.ar








www.japon-hoy.com.ar