JAPON ANTE EL CORONAVIRUS: SISTEMA DE SALUD AL BORDE DEL COLAPSO


En el inicio de la pandemia, Japón fue uno de los países ejemplo de lucha exitosa contra la propagación del virus con el bajo número de contagiados por el covi-19. Hoy, la realidad es otra ante la segunda ola de contagios: las autoridades sanitarias admiten que las salas de emergencia no lograron tratar a pacientes que padecen enfermedades graves (derrames, ataques cardíacos y lesiones urgentes) ante la falta de médicos, camas y equipamiento. Una ambulancia que transportaba a un paciente con síntomas de coronavirus fue rechazado por 80 hospitales antes de ser atendido en un nosocomio de Tokio después de varias horas. Los médicos japoneses han advertido que el sistema médico del país está al borde del colapso ante la creciente ola de nuevos casos del virus. Muchos analistas, creen que esta segunda ola de contagios se debe al incumplimiento del distanciamiento social por parte de los ciudadanos, muchos de los cuales siguen yendo al trabajo y usando el transporte público a pesar del estado de emergencia que rige en el país. Otra razón es la escasez de protección individual para los médicos y equipamiento. Algunos trabajadores médicos reutilizan mascarillas y hacen sus propios protectores faciales. En la ciudad de Osaka los trabajadores de la salud usan impermeables de plástico como trajes de protección. Hace unos días, el gobierno japonés extendió el estado de emergencia en todo el país, aumentó la cantidad de tests, envió mascarillas a todos los hogares del país e incrementó las reuniones de científicos para redefinir la estrategia ante la pandemia. Y a pesar de todas estas medidas no se logró contener la crecida de números infectados: en menos de diez días se pasó de 5000 a más de 10.000 infectados. Los expertos señalaron que centrarse en los focos de infección asociados a lugares concretos ya no es eficaz para seguir el ritmo a los crecientes contagios y que hacen falta pruebas generalizadas. Del mismo modo, un informe de especialistas de la salud presentado el viernes pasado, indicó que Japón podría llegar a sufrir 400.000 muertes por coronavirus si no se tomaran medidas más firmes como implementar firmes restricciones en todos los niveles y reducir de forma drástica el contacto entre personas. El Primer Ministro de Japón, Shinzo Abe, pidió a los fabricantes aumentar la producción de mascarillas, batas, ventiladores mecánicos y otros medios necesarios en la lucha contra el coronavirus. Según sus palabras, el Gobierno ya garantizó 15.000 respiradores, y con el apoyo de Sony y Toyota producirá más. El Ministerio de Salud de Japón indicó que hasta la fecha son 10.810 personas infectadas y 238 fallecidos. JAPON HOY / www.japon-hoy.com.ar

























© 2020 JAPÓN HOY - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS