JAPON Y EL CONFINAMIENTO EN CASA: ESPOSOS CONTENTOS, ESPOSAS NO TANTO Y NIÑOS ENOJADOS




El confinamiento por el coronavirus en gran parte del mundo ha obligado a las familias a pasar más tiempo juntas, con resultados positivos en lo que se refiere a la salud, pero no tanto en la convivencia y relaciones humanas.


Según sondeos realizado por una compañía de seguros en Japón y por el Centro Nacional de Salud y Desarrollo Infantil de Tokio, las percepciones sobre el impacto de la cuarentena difieren por género y edades.


Más del 70 % de los hombres consultados, considera que el hecho de quedarse en casa ha tenido resultados positivos. El 45,4 % dice que el tiempo dedicado a la crianza de sus hijos ha crecido, mientras que el 18,5 % afirma que los lazos con sus niños se han profundizado.


En el caso de las mujeres, sin embargo, más del 40 % sostiene que el confinamiento ha tenido ciertos resultados negativos. El 11,3 % se declara irritada por la manera en que sus esposos asumen la tarea de la crianza de los niños.

Una de cada cuatro mujeres no quiere que su cónyuge trabaje en casa. La principal razón (esgrimida por el 36,4 %) es que con el esposo en casa las tensiones en la familia aumentan, generando un impacto negativo en los hijos.

El informe señala que según las mujeres, la presencia del esposo en la casa perturba el funcionamiento regular de muchos hogares, alterando el ritmo impuesto por la esposa.


En el caso de los niños y adolescentes, un promedio del 30% están enfadados por el encierro en casa y no poder asistir a la escuela o salir al aire libre. Mientras que un 16% de los niños de primer a tercer grado se han causado heridas o han ejercido violencia con miembros de su familia o sus mascotas.


Los niños, impedidos por salir y con mucha energía por descargar, tienden a molestar a sus padres con más frecuencia, lo que eleva los niveles de estrés en los hogares, según los especialistas.


www.japon-hoy.com.ar



































































































































































© 2020 JAPÓN HOY - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS